Usted está aquí

Abordar los derechos de la mujer desde la música es posible

En un país donde el racismo permanece en el imaginario colectivo, la cantautora Miroslava Herrera reivindica la cultura afropanameña con Afrodisíaco. Por medio de la música, su espíritu investigador la llevó a Colón, a Darién y a provincias centrales, a buscar la raíz de la historia negra en Panamá: el istmo como colonia española, las personas de procedencia africana esclavizadas, el cimarronaje, el canto y el baile como modo de supervivencia, los tambores, el bunde y bullerengue, el Congo; y, de ese proceso de investigación, de ese autodescubrimiento identitario orgánico, emerge una voz incluso más poderosa, con plena conciencia social. 

Afrodisíaco —conformado por Tatiana Ríos y Miroslava Herrera— es “una agrupación musical que rescata y promueve el sonido de los tambores afropanameños”, expresa Herrera, compositora de Viene de Panamá

¿Quién es ese muchacho negro, prieto y altanero
el del pecho partio, atrevido ese quién es?
Pícaro, juega vivo, morenito, bien criollo
¡Viene de Panamá, de la tierra que es un puente!

Con Viene de Panamá, Afrodisíaco reivindica la fisonomía, la belleza del hombre negro; con ¿Qué te untas en el pelo? le dicen a las mujeres, adolescentes y niñas no se avergüencen de su pelo afro, cuscús, rizado, pero con Puente, su nuevo proyecto financiado por Ibermúsicas, alzan la voz por las mujeres violentadas, por los femicidios y por las que desaparecen sin poder decir adiós.  

Para Herrera, es urgente accionar contra la violencia de género y ese interés la lleva a unir su voz a la campaña Letras Contra La Violencia del Fondo de Población de las Naciones Unidas - Panamá. En colaboración con Comprovisation Project, toman la canción Desapariciones (1984) de Rubén Blades y la reescriben para pedir justicia por la violencia de género.

“Como artista quiero reivindicar los derechos de la mujer en general, no solo de la afro. La alianza que como artista busco, y como grupo, es unirnos a la comunidad de voces que piden por los derechos humanos. La conexión con UNFPA, que trabaja por el fin de la violencia hacia la mujer, nos dice que estamos en el camino correcto para el tipo de artistas que queremos ser”, dijo Herrera.

Con la autorización de Blades, las y los artistas de Chile y Panamá modificaron las estrofas y los pregones, y crearon Desaparecidas. La nueva letra menciona casos reales de femicidios, violencia doméstica y desapariciones, perpetrados contra niñas, adolescentes y mujeres. Ahora, extractos de esta nueva versión formarán parte del contenido digital de la campaña #LetrasContraLaViolencia.

La música es poderosa, transmite mensajes, genera emociones. Entre un mar de letras comerciales que incitan a prácticas nocivas contra la mujer, encontrar a una cantautora que eleva su voz en defensa de otras mujeres es una muestra que el liderazgo para poner fin a la violencia de género puede darse en diversos ámbitos.

Desaparecidas estará disponible a partir del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Pre-enlaces: https://youtu.be/OD8ynxl9ylg y otras plataformas musicales: https://backl.ink/144778111.

 Afrodisíaco tiene una Gaviota de Plata y fue nominado al Latin Grammy 2018.   

 

Letras contra la violencia – UNFPA Panamá

En conmemoración del Día Internacional de la Mujer, llamamos a toda América Latina y el Caribe a expresarse contra la violencia de género compartiendo las publicaciones y la tipografía de #LetrasContraLaViolencia en Instagram, Facebook, YouTube y Twitter. Además, los invitamos a escuchar y compartir Desaparecidas, un canto protesta de Afrodisíaco y Comprovisation Project, que visibiliza la violencia hacia las mujeres, adolescentes y niñas de nuestra región. 

#LetrasContraLaViolencia es una campaña digital realizada por la Oficina del Fondo de Población de las Naciones Unidas en Panamá mediante un acuerdo de colaboración con McCann Panamá.