UNFPA insta a las mujeres a protegerse y decidir por si mismas durante el Carnaval

Se calcula que en Panamá hay en torno a 17,000 casos de VIH sin diagnosticar. Mujeres y hombres que portan el virus sin saberlo aún. Ahora llega el Carnaval y está demostrado que en estos días se baja la guardia y la gente se olvida de la posibilidad de adquirir no solo el VIH sino cualquier otra infección de transmisión sexual.

 Las mujeres, dadas las desiguales relaciones de poder con los hombres en nuestra sociedad, tienen aún más riesgo y por ello deben  ser conscientes de su responsabilidad sobre su cuerpo y la capacidad que tienen para tomar decisiones  sobre su salud y de la importancia especial de exigir el uso del preservativo o  condón.

El UNFPA, Fondo de Población de las Naciones Unidas en Panamá, insta a las mujeres a elegir por sí mismas, a cuidar su cuerpo y, les anima a protegerse durante estos días y durante todo el año exigiendo a sus parejas esta protección.

Actualmente existe en Panamá un registro de 10,974 casos de Sida, lo que sitúa a la república como el segundo país de Centroamérica con más casos de sida. Es la séptima causa de muerte en el país.La epidemia de VIH que, a la fecha, ha cobrado la vida de más de 7,000 panameños y panameñas en el territorio nacional.

 Así lo pone de manifiesto el estudio que el UNFPA y la Defensoría del Pueblo hicieron sobre los Derechos Humanos y las personas que viven con VIH y sida en Panamá.

Un estudio (Primer Estudio Nacional sobre el Estado de los Derechos Humanos de las Personas que viven con VIH y sida en Panamá) que pone de manifiesto que el 91.2% de las personas que reciben tratamiento en la actualidad afirma que se contagió a través de relaciones sexuales. De ellos, el 60.6% son hombres; y el 39.4% son mujeres. Según el Ministerio de Salud, el 68% de los casos de sida en el país fue transmitido sexualmente

Este es también el mensaje de la campaña 'Yo decido, yo me cuido, yo uso preservativo”' que ha puesto en marcha el Sistema de Naciones Unidas coordinada por ONUSIDA y con una amplia participación de UNFPA en Panamá. La campaña incide en la prevención del VIH en las mujeres. Las Reinas del Carnaval de Las Tablas, Andrea Alejandra Quintero, de Calle Arriba, y Cyndhel Rachel Rivera, de Calle Abajo, son las figuras públicas de esta campaña.

 La desigualdad de género y las perjudiciales normas de género están asociadas con la diseminación del VIH. Las relaciones desiguales entre hombres y mujeres y las normas de feminidad y masculinidad en la sociedad tienen gran influencia sobre la epidemia de VIH. Las mujeres deben ser conscientes de su derecho a decidir y a exigir.

Se calcula que en Panamá hay en torno a 17,000 casos de VIH sin diagnosticar. Mujeres y hombres que portan el virus sin saberlo aún. Ahora llega el Carnaval y está demostrado que en estos días se baja la guardia y la gente se olvida de la posibilidad de adquirir no solo el VIH sino cualquier otra infección de transmisión sexual.

 Las mujeres, dadas las desiguales relaciones de poder con los hombres en nuestra sociedad, tienen aún más riesgo y por ello deben  ser conscientes de su responsabilidad sobre su cuerpo y la capacidad que tienen para tomar decisiones  sobre su salud y de la importancia especial de exigir el uso del preservativo o  condón.

 El UNFPA, Fondo de Población de las Naciones Unidas en Panamá, insta a las mujeres a elegir por sí mismas, a cuidar su cuerpo y, les anima a protegerse durante estos días y durante todo el año exigiendo a sus parejas esta protección.

 Actualmente existe en Panamá un registro de 10,974 casos de Sida, lo que sitúa a la república como el segundo país de Centroamérica con más casos de sida. Es la séptima causa de muerte en el país.La epidemia de VIH que, a la fecha, ha cobrado la vida de más de 7,000 panameños y panameñas en el territorio nacional.

Así lo pone de manifiesto el estudio que el UNFPA y la Defensoría del Pueblo hicieron sobre los Derechos Humanos y las personas que viven con VIH y sida en Panamá.

Un estudio (Primer Estudio Nacional sobre el Estado de los Derechos Humanos de las Personas que viven con VIH y sida en Panamá) que pone de manifiesto que el 91.2% de las personas que reciben tratamiento en la actualidad afirma que se contagió a través de relaciones sexuales. De ellos, el 60.6% son hombres; y el 39.4% son mujeres. Según el Ministerio de Salud, el 68% de los casos de sida en el país fue transmitido sexualmente

Este es también el mensaje de la campaña 'Yo decido, yo me cuido, yo uso preservativo”' que ha puesto en marcha el Sistema de Naciones Unidas coordinada por ONUSIDA y con una amplia participación de UNFPA en Panamá. La campaña incide en la prevención del VIH en las mujeres. Las Reinas del Carnaval de Las Tablas, Andrea Alejandra Quintero, de Calle Arriba, y Cyndhel Rachel Rivera, de Calle Abajo, son las figuras públicas de esta campaña.

 La desigualdad de género y las perjudiciales normas de género están asociadas con la diseminación del VIH. Las relaciones desiguales entre hombres y mujeres y las normas de feminidad y masculinidad en la sociedad tienen gran influencia sobre la epidemia de VIH. Las mujeres deben ser conscientes de su derecho a decidir y a exigir.